Actualmente la Dirección General de Administración (DIGA) está trabajando en varios proyectos que buscan mejorar la seguridad del campus central.

                                                                                                                                        La ingeniera Wendy López, directora general de Administración de la USAC, explica que el problema principal que genera inseguridad es la cantidad  de personas y vehículos que ingresan sin registro.

Por esa razón es común que a diario se reporten incidentes anómalos como robos y hurtos. En la búsqueda de una solución, la administración del rector, Ing. Murphy Paiz, trabaja en un plan estratégico que combatirá la problemática de seguridad en el campus central.

Según datos de la Dirección General de Administración, a diario, un promedio de 60,000 a 80,000 personas ingresan a la universidad, además de 18,000 a 22,000 vehículos, más un promedio de 3,000 a 4,500 motocicletas y un número no menor de 200 a 350 bicicletas.

“La universidad es vulnerable, tenemos que seguir invirtiendo en seguridad interna; para el uso de cámaras y botones de pánico. Las puertas están abiertas para todo el pueblo, pero hay gente que viene a cometer actos delictivos, por lo que es necesario reforzar la seguridad.

 

 

 

Ingresan diariamente al Campus Central

De 60,000 a 80,000 personas

De 18,000 a 22,000 vehículos

De 3,000 a 4,500 motocicletas

De 200 a 350 bicicletas

 

“Aunque puede causar polémica, estamos creando mecanismos para tener el control de los ingresos, esto significa identificarse y registrarse, porque no podemos exponer a la comunidad universitaria a tantos peligros. Reconocemos las deficiencias y por eso los mecanismos de seguridad deben ser apoyados”. Manifestó el rector, Ing. Murphy Paiz.  

La actual administración busca brindar seguridad a las personas que asisten a la universidad y a sus pertenencias.

“No se cuenta con  un registro que controle quiénes ingresan a las instalaciones, entonces es muy difícil brindar condiciones de seguridad”, asegura López.

Acciones concretas

La policía cuenta con vehículos para recorrer rápidamente todo el perímetro del Campus Central.

 

Dentro de las principales acciones para atacar la inseguridad, se quiere implementar una oficina de denuncia, actualmente se cuenta con la línea directa 1592 para reportar anomalías. También se puede denunciar en el Edificio de Seguridad Universitaria, ubicado frente al edificio T-7 de Ingeniería.

La universidad cuenta con 72 agentes que laboran en 3 turnos, por lo que siempre hay alrededor de 24 guardias brindando seguridad. Además se tiene contemplada la creación de un nuevo equipo de agentes que se encargará únicamente de la seguridad del circuito universitario y de dar seguimiento a personas sospechosas.

Se están instalando 80 cámaras de seguridad tipo bala, adicionales a las 23 que ya existen. Las mismas estarán ubicadas en todo el perímetro del campus central y tendrán la capacidad de funcionar en condiciones de poca iluminación; el proyecto terminará a finales de marzo.

Otro mecanismo de seguridad será la instalación de botones de pánico para dar una respuesta inmediata en casos de emergencia. También se mejorará la comunicación entre los agentes de seguridad y la comunidad universitaria.

Además se está trabajando en la instalación de iluminación en las zonas oscuras, este proyecto empezó en diciembre del año pasado con la compra de reflectores. En total serán colocadas 140 lámparas y una buena parte de ellas funcionará con energía solar.



Control de ingresos y egresos

Cámaras de vigilancia instaladas en los parqueos.

La falta de control en los accesos del campus central hace indispensable la implementación de un sistema de control de entradas y salidas. Para llevar  a cabo este proyecto se necesita el uso de una tecnología adecuada para realizar los controles de forma eficiente, sin interrumpir el flujo constante de personas y vehículos.

Este es uno de los proyectos más ambiciosos del plan estratégico de seguridad. “Estamos creando la base técnica para controlarlo, no estamos cerrando; no se va a privar el ingreso a nadie. Lo que se quiere únicamente es tener conocimiento de quién nos visita, para poder tener un campus universitario más seguro”. Explica Harry Ochaeta, del Departamento de Diseño, Urbanización y Construcciones.

Con este proyecto la universidad está dejando el sistema de vigilancia tradicional para actualizarse en el sistema IP, con el que se podrá aplicar analítica web; hacer que la computadora o cámara sin necesidad de operador pueda informar si alguien cruza líneas peatonales o si alguna persona se parquea en áreas prohibidas, como los pasos de cebras; también se podrán identificar objetos olvidados, grabar placas de carros y detectar rostros.

 

El proyecto implementará una network  para que todos los equipos estén conectados y tengan la capacidad de comunicarse. Se contará con una sala de monitoreo, en donde se podrán controlar todas las cámaras.

El proyecto tiene una visión más allá de la situación actual, no solo pretende satisfacer una necesidad a corto plazo. “Se está pensando el proyecto para que pueda crecer en función de futuras demandas”, explicó Héctor Constanza, del Departamento de Diseño, Urbanización y Construcciones.

Constanza agrega que se está construyendo toda una red nueva a la que se podrán agregar todos los proyectos de vigilancia que ya existen, siempre y cuando tengan un protocolo de comunicación.

 

Fases de implementación

Parte de la nueva iluminación instalada en el Campus Central.

 

Primera etapa: se implementó un anillo de fibra de 24 hilos y se están instalando 80 cámaras tipo bala.

Segunda etapa: será construido  un muro de videovigilancia para el monitoreo de todas las cámaras.

Tercera etapa: identificación de circuitos de videovigilancia existentes en las unidades académicas del campus central para poder integrarlos al sistema.

Cuarta etapa: implementación del control de ingresos y egresos del campus central, activación del reconocimiento de placas de vehículos y rostros de personas e ingresos peatonales más rápidos a través del carné universitario y tarjetas de contacto.

 

Próximos proyectos de infraestructura

 

  • La antigua Chalana se convertirá en oficinas de monitores viales, transporte interno y seguridad.
  • Se crearán 6 kioscos informativos; estos espacios han sido recuperados de comercios que incumplieron los reglamentos universitarios o pagos.
  • Construcción del comedor universitario a base de pérgolas ecológicas.
  • Construcción de bibliotecas verdes.
  • Creación de una oficina de gestión ambiental enfrente de la Facultad de Odontología.
  • Laboratorio de Innovación.
  • Rehabilitación de la Plaza de los Mártires para que sea de acceso universal, con la readecuación de jardines, reparación de las planchas dañadas y mejoras en la iluminación.
  • Readecuación del Edificio de Recursos Educativos, el cual cumple 50 años.
  • Plazas de actividad comercial, la primera estará ubicada entre los edificios de la DIGA y Bienestar Estudiantil.
  • Se terminarán los trabajos de la ciclovía.
  • Mejorará el acceso por el  Periférico y avenida Petapa.
  • Se está trabajando en los molinetes para el control del acceso peatonal.
  • Recuperación de áreas verdes.
  • Proyecto de clasificación de residuos, con una planta de reciclaje.
  • Este año será ejecutada la nueva salida a la Petapa, la cual no se ha iniciado debido a que las licencias municipales se encuentran en trámite.  
  • Se trabajará para que pueda utilizarse el CUM de la zona 17.