Inicio Entrevistas “La escuela debe ser pionera en generar mecanismos  que dignifiquen nuestra carrera”

“La escuela debe ser pionera en generar mecanismos  que dignifiquen nuestra carrera”

877
0
Fotografías de Edson Lozano
De temperamento afable y preciso al hablar son características de César Paiz, director electo de la Escuela de Ciencias de la Comunicación. El Periódico de la USAC conversó con él, también conocido como Maclovio,  Trompa de Hule (nombre de rey feo), sobre su plan de trabajo, experiencia docente y el sueño de que la escuela resurja como el ave fénix.

El  nombre de César Paiz deja de pasar inadvertido dentro del recinto de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, ya que el pasado 9 de septiembre, con el voto de alumnos, egresados y docentes, se convirtió en el director de la escuela. Con ello, asumió la responsabilidad de realizar cambios sustanciales para la preparación de los futuros comunicadores.

Lo visitamos en su  oficina, ubicada en el segundo nivel del edificio M-2, un poco aislada, en ese sitio se pueden observar algunos reconocimientos que en su trayectoria como rey feo obtuvo; una pizarra, donde deja recordatorios pegados; libros; carpetas e insumos para impartir docencia.

La plática inició recordando la asistencia de cientos de egresados y alumnos que emitieron su voto. “La responsabilidad que se avecina es grande, no podemos quedar mal con tantas personas que han creído en el proyecto”, aseguró César Paiz.  

«Me interesa inyectar esa energía y experiencia a los alumnos, para qué tocar puertas, si tenemos una gran cantidad de brillantes egresados».

En esta etapa de su vida, con 62 años, será el encargado de dirigir una de las escuelas que forman parte de la tricentenaria Universidad de San Carlos de Guatemala. Expresa que ahora tiene la convicción de cumplir el plan de trabajo que trazó para el período 2020-2024.

Con tres décadas de laborar como docente, fue motivado a generar cambios desde su labor como supervisor y coordinador del Ejercicio Profesional Supervisado (EPS) del área técnica. Se dio a la tarea mejorar el pensum de estudios en 1993, esto, según explica, permitió hacer un ajuste. “Hay cursos que, honestamente, para el quehacer de un comunicador no funcionan”, comentó. 

 “Creo que, como rey feo, haber criticado algunas acciones de carácter administrativo o docente, haber vivido tantos años con algunas situaciones lamentables dentro de nuestra unidad académica y haber encontrado la plataforma de docentes, egresados y estudiantes que dieron vida al proyecto Comunicambio 2020 son circunstancias para generar actualización y oportunidades”, dijo. 

¿Cómo revalorizar la carrera de comunicación? 

“Lo primero que se detectó es que la escuela no tiene perfil de ingreso y menos de egreso, esto nos lleva a cambiar el pensum y tener claro el perfil que buscamos en los profesionales. Queremos generar el Primer Congreso Nacional de Comunicadores. La USAC es la rectora de la educación superior  y se debe asumir un papel histórico como unidad académica. 

La escuela debe ser pionera en generar, gestionar, proponer y crear mecanismos en los cuales se dignifique nuestra carrera, todo ello, con el propósito de fundar el Colegio de Comunicadores, ese fue uno de los elementos claves del plan de trabajo”, afirmó.   

Al tener el colegio, asegura Paiz, se velará por la actualización de los egresados. Con el amparo del colegio, se abrirá la brecha en un ambiente de transparencia, motivación y estímulo de las capacidades de nuestros egresados.

“Me interesa inyectar esa energía y experiencia a los alumnos, para qué tocar puertas, si tenemos una gran cantidad de brillantes egresados. No lo digo yo, lo dice su trabajo, profesionalismo y credibilidad. Ahora se necesitan profesionales integrales, a eso le apuntamos”, expuso.

 

 

«Cambiar el pensum y ampliar los recursos tecnológicos son líneas paralelas que en un momento se unen y complementan».

Los profesionales se están graduando en masa, ¿a qué mercado están saliendo, si este se reduce cada vez más? 

“En parte de mi mensaje de paso de aulas les decía: ´Tengo dos noticias: una buena y otra mala. La buena es que escogieron una carrera social humanista, con muchas facetas por descubrir, pero la  mala es que no hay trabajo”.

Con esta realidad me enfrento; las ciencias de la comunicación no son para lucirse en la televisión o la radio. Se necesita saber cuál es el enfoque, hoy todo ha cambiado dentro de los medios, hay que diversificar. He tenido acercamiento con las academias de doblaje para generar especializaciones, se deben potencializar las áreas de fotografía, edición y producción”.

Para lograr lo anterior se debe contar con docentes actualizados y conocedores de cada una de las especialidades.  Paiz indica que cuenta con 24 docentes que formarán parte del proyecto.

¿Qué puede hablar sobre la actualización del pensum?

Este es un clamor general y una necesidad imperativa de la modernidad. El pensum actual data de mediados de los 80, con un arbitrario ajuste realizado a inicios de los 2000, que lejos de mejorar, empeoró la situación. 

Nuestra propuesta es partir de una metodología diseñada por colegas expertos en la materia, liderados por Gustavo Yela, Regina Miranda y Jairo Alarcón. La base será llevada a la Convención Nacional de la Comunicación, en la que habrá mesas de trabajo donde será esencial la participación de colegas alejados de la escuela pero inmersos en la dinámica social, cuya experiencia en distintas responsabilidades de alto nivel en los sectores público, privado y de ONG será de enorme utilidad para aportar propuestas. El proceso se abrirá al sector estudiantil y su dirigencia para coronarse con jornadas internas que tendrán como resultado un pensum a la altura de las exigencias y las circunstancias.

¿Trabajará para que la escuela se convierta en facultad? 

La carrera es una disciplina íntimamente vinculada con las dinámicas sociales. La USAC de hoy no es como cuando se establecieron las leyes que siguen rigiéndola. Las escuelas están al margen de las deliberaciones y decisiones que se toman en el Consejo Superior Universitario, de manera que el gobierno universitario debe abrirse. En ese contexto, la escuela debe ser elevada a facultad porque no solo reúne todos los requisitos sino que esta es una necesidad académica. 

Nuestra propuesta parte, entonces, de respaldar iniciativas de superación impulsadas por el gremio profesional de la comunicación, las cuales tendrán el apoyo institucional. Es un proceso que, como lo he afirmado, no será de resultados inmediatos, pero mi administración lo dejará bien encaminado. Es un tema de aportes estudiantiles, profesionales y de la Dirección.

¿La tecnología en el campo de la comunicación es determinante?

Cambiar el pensum y ampliar los recursos tecnológicos son líneas paralelas que en un momento se unen y complementan. Como también lo he expresado, es necesario actualizar toda la tecnología y la pedagogía para garantizar el proceso de enseñanza-aprendizaje. La comunicación es modernidad, y la modernidad implica tecnología para los procesos académicos y administrativos. Obviamente, es una cuestión de recursos, para lo que es fundamental el diseño de presupuestos coherentes.

Concluye que cada voto emitido es una reafirmación de la confianza en el proyecto. Espera que todo se dé en un ambiente cordial y se acepte el reto de generar cambios que beneficien a los estudiantes, que motiven y estimulen no solo la participación, sino la actualización e incorporación de egresados a la escuela para idear espacios de trabajo en equipo.