Inicio Noticias Más Noticias Facultad de Arquitectura inaugura ciclo académico 2020

Facultad de Arquitectura inaugura ciclo académico 2020

1215
0
De izquierda a derecha los arquitectos: Marco Vivar, Alejandro Castillo, Raúl Monterroso, Alejandro Monterroso, Juan Campo y Leonel Campo.

La Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Carlos (USAC) inició el primer semestre del ciclo académico 2020 con el foro Arquitectos de Guatemala.

El Arq. Raúl Monterroso, coordinador de la Unidad de Innovación Docente, informó que las autoridades decidieron iniciar el semestre ofreciendo un espacio de disertación y diálogo con la participación de profesionales egresados de la indicada unidad académica, catedráticos y alumnos.

Los arquitectos Marco Vivar, Alejandro Castillo, Alejandro Monterroso, Juan Campo y Leonel Campo refirieron experiencias relevantes de su trayectoria profesional e invitaron a los estudiantes a ejercer la disrupción y la investigación científica.

El Arq. Monterroso agregó que los disertantes y otros arquitectos recibieron un homenaje de Galería Viterra por medio del libro Arquitectos de Guatemala. “Esta obra revela la historia y los logros de las firmas de arquitectos más sobresalientes del país, divulgando sus proyectos más emblemáticos e influyentes, así como su filosofía de trabajo”, expresó.

El Arq. Carlos Valladares Cerezo, secretario general de la USAC, dijo: “Esta actividad representa una valiosa oportunidad de conocer las tendencias arquitectónicas ―novedosas y creativas― relacionadas con las obras que se edifican en Guatemala actualmente”.

El decano de la facultad, Arq. Edgar López, refirió: “La arquitectura es una de las herramientas que permiten identificar y solucionar problemas y necesidades propios de la sociedad; es una de las profesiones más hermosas que se puedan imaginar”.

Las firmas de arquitectos representadas durante la actividad fueron Estudio Monumental, Danta Arquitectura, Alejandro Castillo Arquitectura y Equilibrio Arquitectos.

“Arquitectura es piedra vieja, labrada y, en su lectura, mensaje. Somos calendario, somos todos, somos aztecas. Cada cincuenta y dos años volvemos a nacer, a empezar. Eso dice la leyenda, aunque en esto que hacemos, hay decesos lentos y renacimientos inesperados. 

Hablar de arquitectura es hablar de esas dolorosas muertes y esas brillantes reinvenciones. Nada ha sido más dinámico, convulsivo ni polifacético que la hechura de tantas obras, que en número alcanzan los millones”, parte del prólogo del libro Arquitectos de Guatemala.