Inicio Noticias Maestro, es a usted a quien volteamos a ver siempre para saber...

Maestro, es a usted a quien volteamos a ver siempre para saber que el futuro no es oscuro.

1387
0
En la foto Fernando Quevedo da una clase magistral a estudiantes de la Escuela de Física y Matemática de la USAC.
El Consejo Superior Universitario y el M.Sc. Ing. Murphy Olympo Paiz Recinos  envían un mensaje en el día del maestro
 
El maestro

Un 25 de junio de 1944, en una manifestación llevada a cabo por el deseo de libertad contra el gobierno de Ponce Vaides, cae la maestra María Chinchilla, representante del gremio magisterial de la época, provocando un reconocimiento a los anhelos de libertad y democracia para tener un país en el que se pudiese vivir en paz, con oportunidades iguales para todos y lograr un desarrollo en todos los espacios de la vida humana. Este día en homenaje a ella, queda instituido como el Día del Maestro.

Este año, a pesar de las circunstancias que estamos viviendo, no podemos dejar de patentizar un reconocimiento al esfuerzo que maestras y maestros de todos los niveles llevan a cabo para garantizar que niños, jóvenes y adultos tengan acceso a una educación que permita que el país se desarrolle y encuentre siempre la dirección justa para que, a pesar de las vicisitudes, tengan siempre la atención que estimule sus mentes y sus corazones para ser mejores personas cada día.

Está en el maestro la gran responsabilidad de estimular, emocionar y provocar en sus estudiantes la búsqueda de respuestas que contribuyan a la resolución de los problemas con los que nuestra sociedad se enfrenta. Demostrarles no solamente lo que el país es, sino buscar con ellos el camino que les haga sentirse satisfechos por el producto de su esfuerzo, de no dejarse vencer, de no amilanarse ante los problemas que la vida presenta, a que cada uno de sus estudiantes vea en su interior la capacidad para descubrir, para inventar, para saber por qué debe luchar;  a reconocer las injusticias y no permitirlas.

Maestro, es a usted a quien volteamos a ver siempre para saber que el futuro no es oscuro, sino lleno de esperanza, es a usted a quien volteamos a ver cuando el dolor y la angustia se asoman, para que siempre llene de optimismo los corazones de sus estudiantes, con la esperanza de que mañana las cosas pueden ser mejores.

Usted, maestro, tiene siempre en sus manos las preguntas que estimulan la búsqueda y el pensamiento de los alumnos, usted les da la oportunidad de que adquieran las competencias que esta sociedad necesita para ir hacia adelante.  Es usted quien les ayuda a entender muchas veces lo que es democracia, lo que es inclusión; lo que es racismo, lo que significa la necedad e intransigencia y el daño que estas ideas hacen a la sociedad.  Usted les da la oportunidad de que comprendan la necesidad de ser tolerantes, empáticos y solidarios, usted les enseña a ser valientes, a saborear la victoria y la derrota. Les enseña a ser ciudadanos en toda la extensión de la palabra, a reconocer el imperio de la ley y la responsabilidad que tienen con su entorno, desde la familia hasta la sociedad.

No hay en la historia de la humanidad espacios donde no haya habido un maestro que empujara a través de la educación el desarrollo.

Hoy la sociedad se ha visto empujada por las circunstancias a cambiar quizá la idea de escuela, de sus programas de estudio, de buscar más y nuevas formas de  educar, pero siempre  estará esa figura quijotesca y de fuerza que es representada por el maestro, esa figura que orienta para asegurar que por encima de todo la esperanza de una mejor forma de vida  esté siempre presente en sus estudiantes  y eso nos asegura que no habrá nada que nos doblegue, que nos venza, y que nos pondrá de rodillas únicamente ante la presencia sentida de Dios.

En este año la pandemia llamada  COVID-19 afectó principalmente la salud, la economía y la educación mundial; en nuestra universidad esto representa un reto para continuar las actividades docentes, las cuales han ido mejorando conforme los docentes y estudiantes se han adaptado y capacitado en la modalidad no presencial, la actitud de seguir adelante da el valor de lo que es en esencia el docente sancarlista.

Es para el Consejo Superior Universitario y para el señor Rector, Ing. Murphy Olympo Paiz Recinos, un honor aprovechar esta oportunidad para reconocer esa figura que tiene matices únicos y transformadores, y queremos que, hasta el último rincón de esta hermosa tierra llamada Guatemala, llegue nuestra gratitud por todo su esfuerzo.

¡FELIZ DÍA DEL MAESTRO!
“ID Y ENSEÑAD A TODOS”

 

 

Guatemala, 25 de junio de 2020