Diversas dudas han surgido luego de darse a conocer la aplicación de una dosis de refuerzo para hacer frente a la pandemia.

Fotos de Elio Morales

Este año el Gobierno de Guatemala anunció que se iniciaría la aplicación de una tercera dosis de los diferentes biológicos en los centros de vacunación. Lo anterior ha generado controversias, incertidumbre e incluso una baja afluencia en las unidades de inmunización. Sin embargo, es indispensable buscar respuestas científicas. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comprobado que el sistema inmune responde efectivamente ante el COVID-19 a las pocas semanas de aplicarse la vacuna, pero la protección se reduce con el paso del tiempo. Se tiene establecido que, a partir de los tres o cuatro meses, los anticuerpos empiezan a disminuir o desaparecer, por lo que aplicar otra vacuna incrementa el efecto beneficioso de las antecesoras.

 

¿Cómo funciona el refuerzo?

Según el Dr. Diego Reyes, coordinador del centro de vacunación del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) —ubicado en el edificio S-12 de la Universidad de San Carlos de Guatemala—, conforme más gente esté vacunada y reciba el refuerzo, el virus será menos intenso en relación con el número de infectados en el país.

“Es importante aclarar que la vacuna perfecta no existe, ya que esta no garantiza no enfermarse, pero cuando se reciben estos nuevos anticuerpos, se busca que las personas contagiadas solo tengan síntomas leves o, en el mejor de los casos, sean asintomáticos”, explica Reyes.

¿Debo vacunarme si me contagié?

La respuesta es sí, Reyes expone que, entre más personas vacunadas existan en el país, no solo se reduce la capacidad de contagio, sino también bajan las posibilidades de aparición de nuevas variantes, pero al haber personas sin vacunas, este riesgo incrementa. 

La cartera de salud recomienda que quienes padecieron la enfermedad deben vacunarse 90 días después de haber obtenido un resultado negativo, este criterio se aplica para las diferentes dosis y biológicos. Por otro lado, es necesario individualizar los casos, ya que quienes poseen enfermedades crónicas, cáncer o inmunodeficiencia deben vacunarse en cuanto tengan el resultado negativo, sin necesidad de que transcurra el plazo indicado.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social estima más de 24 000 casos activos de COVID-19, según los datos obtenidos a finales de enero de 2022.

 

Secuelas del COVID-19

No vacunarse incrementa las posibilidades de que se produzcan daños severos en la salud. En algunos casos, como consecuencias, pueden quedar afecciones pulmonares que necesitan terapia de rehabilitación; malestar general; dolores de cabeza; afecciones mentales y emocionales, causadas por el miedo, estrés e incertidumbre.

Reyes explicó que la reinfección es posible. Esto quiere decir que una persona que fue contagiada puede enfermarse otra vez, y la aparición de las nuevas variantes aumenta las probabilidades de que esto ocurra.

 

¿Se debe vacunar durante el embarazo?

Hasta el momento se tiene contemplado que las mujeres embarazadas se deben vacunar en la semana número trece del período de gestación. Se puede utilizar cualquier biológico e, incluso, aplicar la tercera dosis.

 

¿Puedo colocarme otra vacuna para una enfermedad distinta?

Es prudente dejar un período de dos semanas para poder administrase cualquier otra vacuna, con el fin de tener un mejor control.

 

Centros de vacunación en USAC

Este año USAC inició con dos centros de vacunación habilitados. Uno se ubica en el edificio S-12 y es administrado por el IGSS. El otro se encuentra en el Polideportivo y es atendido por el Minsiterio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS). Ambos están en el campus central.

La Dra. Delia Fuentes, supervisora del centro de vacunación ubicado en el Polideportivo, indicó que se están suministrando los biológicos AstraZeneca; Sputnik V, primera y segunda dosis; Moderna, primera y segunda dosis; Pfizer, primera y segunda dosis; y el refuerzo de los cuatro biológicos. Este centro atiende a la población de 8:00 a 14:00 de lunes a viernes, además, está disponible un fin de semana al mes.

“Es muy importante mantener las medidas de bioseguridad, el uso de mascarilla, el lavado de manos y el distanciamiento social”, expresó Delia Fuentes.

En el centro que atiende el IGSS en el edificio S-12, se está atendiendo también el esquema heterólogo de AstraZeneca; Pfizer; Moderna, primera y segunda dosis, así como dosis de refuerzo; y el refuerzo de Sputnik V.

“Se agradece el apoyo que nos dio la universidad, que abrió sus puertas al IGSS y a más de 60 000 personas. Nuestra idea es poder seguir colaborando”, manifestó Diego Reyes, coordinador del centro de vacunación del IGSS, ubicado en el edificio S-12 de la USAC.

Este centro atiende a la población en general, afiliados y no afiliados, de lunes a domingo desde las 7:00 de la mañana hasta las 15:00 horas. Los detalles pueden ser consultados en las redes sociales del IGSS.

Requisitos
  • Los mayores de edad deben portar el documento personal de identificación (DPI).  
  • Los adolescentes de 12 a 17 años deben asistir con un acompañante, que puede ser el padre o la madre,  únicamente se requiere el CUI, idealmente puede presentarse la partida de nacimiento.
  • Deben pasar 3 meses de aplicada la segunda dosis para vacunarse con el refuerzo.
  • Población en riesgo
  • En Guatemala el grupo etario con mayor número de infecciones por COVID-19 es el de 20 a 29 años.
  • Cifras de contagios
  • En Guatemala, a la tercera semana de enero de 2022, se reportan los siguientes datos: 
  • 6 724 566 personas vacunadas con la primera dosis. 
  • 4 999 809 personas vacunadas con la segunda dosis.
  • 674 107 personas vacunadas con la dosis de refuerzo.

Fuente: https://tablerocovid.mspas.gob.gt/

 

Edwin Medina

Por Edwin Medina

División de Publicidad e Información. Oficinas: Ciudad Universitaria, zona 12. Edificio de Rectoría, tercer nivel. Tel. 24187642, 24189668 E-mail: soyusac@gmail.com