A través de un simposio organizado por el Centro de Estudios del Mar y Acuicultura, expositores nacionales e internacionales conversaron sobre las soluciones innovadoras para el manejo de los residuos plásticos.

La actividad se realizó en el Aula Magna Iglú, donde los expertos dieron a conocer los avances en esta materia en Guatemala y resolvieron las dudas de los asistentes. Entre las principales propuestas propusieron  implementar políticas de reducción de uso de plásticos suaves y duros y el involucramiento de las comunidades.

El simposio contó con la participación de Michelle Loozen, ingeniera hidráulica y costera por la Universidad Técnica de Delft, Holanda. La profesional comentó que aplicó sus conocimientos en el río Motagua, con la entidad The Ocean Cleanup, donde labora.

«Durante 3 meses trabajamos en el inicio del río Motagua hasta el área de Zacapa, donde nos sorprendió el avance y la poca contaminación», indicó. 

La expositora conversó durante 30 minutos sobre su labor realizada en Guatemala, agregó que se han alineado con otras entidades ambientales para avanzar en el manejo de plásticos. 



El rector, Ing. Murphy Paiz, asistió a la actividad y resaltó la importancia del involucramiento de la comunidad para disminuir la contaminación.

«Hoy el CEMA es un buen referente para proteger nuestros mares, les agradecemos por ser parte de este gran evento en el que colaboran. Tenemos la visión de cumplir la política de erradicar el uso del plástico en la universidad, aunque hemos encontrado sectores que continúan oponiéndose. La USAC, con más de 100,000 miembros activos, trabaja por un espacio más verde y saludable», afirmó.

En la actividad también se contó con la participación del alcalde de San Pedro La Laguna, Sololá, Arq. Mauricio Méndez, quien expuso cómo han logrado reducir el uso del plástico y evidenció las mejorías que se han obtenido.

Para la directora del CEMA, Dra. Lorena Boix, estas actividades forman parte de la capacitación estudiantil; la promoción del desarrollo humano y economía solidaria, basada en la pesca en áreas permitidas, el uso y cuidado del ambiente marino y costero. 

«Trasladando los ojos al Pacífico guatemalteco, en Las Lisas (Chiquimulilla, Santa Rosa), todo iría bien si no existiera el impacto severo de la contaminación. Buscamos que se cambie la percepción ambiental en ese lugar», expresó.

En la actividad también se expuso sobre el apoyo para disminuir  la contaminación por plástico en la Playa El Quetzalito, Puerto Barrios.