Una investigación de la universidad busca educar a los guatemaltecos para eliminar la discriminación que sufren las personas por sus apellidos de origen maya.

Foto de archivo

Durante la invasión y colonización española hubo intentos de erradicar la identidad y cultura de los pueblos originarios, los apellidos mayas fueron incluidos en ese proceso a través de varios mecanismos, uno de ellos fue la sustitución por apellidos españoles. Pese a esto aún se conservan muchos apellidos de origen precolombino.

En la sociedad guatemalteca, por la discriminación, existe preferencia por tener ascendencia española o europea, por ello, los apellidos mayas son estigmatizados. Ante esa problemática, el Instituto de Estudios Interétnicos y de los Pueblos Indígenas (IDEIPI) y la Dirección General de Investigación (DIGI) realizaron un compendio con el significado e historia de la mayor cantidad de apellidos mayas que aparecen en el registro estudiantil de la USAC.

El proyecto llevó tres años de trabajo, pretende empoderar a los estudiantes y a las personas que poseen apellidos mayas para reducir la discriminación.

Otro objetivo importante es que la sociedad, al conocer el significado, historia y valor de los apellidos, respete a las personas que los portan. Según el registro estudiantil de la USAC, en 2014 estudiaban 68 697 personas con apellido maya.

La autora del trabajo, Lina Barrios, antropóloga y directora de IDEIPI, señala que indagó la discriminación de mujeres por su vestimenta indígena. Debido a que los hombres, en su mayoría, han dejado de vestirse de forma tradicional, se investigó la discriminación que sufren por sus apellidos.

 

Datos relevantes

En 2020 otra investigación de la universidad, realizada entre estudiantes hombres con apellidos mayas del campus central, reveló que el 43 % fueron discriminados por su apellido. Este dato es alarmante porque el apellido es un elemento importante de identidad.

El 34 % de los estudiantes que participaron en el estudio explicaron que ocultaron su apellido, un 16 % expresó que lo hizo para evitar la discriminación, 19 % manifestó la intención de cambiarse el apellido y el 68 % indicó que no sabía su significado.

Conocer la historia y significado de los apellidos contribuye a la valoración psicológica del individuo. El 93 % de los estudiantes desea saber el significado de su apellido y un 42 % considera que, si las personas conocieran el significado de los apellidos mayas, se reduciría el fenómeno de la discriminación.

Para elaborar el compendio de apellidos mayas, se utilizó la base de datos de IDEIPI, que se hizo a través del registro estudiantil de 2014, en donde se identificaron 2690 apellidos mayas distintos en todo el universo de estudiantes hombres de la USAC.

En 2021 se ubicaron los apellidos de la base mencionada en 34 textos mayas y 5 diccionarios de la época colonial temprana, para conocer su historia. Se logró encontrar 914 apellidos en los documentos mencionados.

La autora dice que algunos significados aparecieron fácilmente; sin embargo, hay apellidos que fueron distorsionados por los registradores de la época colonial, al carecer de conocimientos sobre los idiomas mayas.

“Por eso los tuvimos que clasificar, por certeza; además, se buscó su historia en los documentos indígenas de la época colonial temprana, como el Popol Vuh, el Memorial de Sololá, Título de Totonicapán y todos los títulos que hay”, explica Barrios.

En la investigación se colocó en qué documentos aparece cada apellido, la información histórica y la cantidad de estudiantes universitarios que lo portan.

 

Diversos significados

Los estudios onomásticos les dan mayor valor a los apellidos. Por ejemplo, B’atz’ significa saraguate, también es un personaje en el Popol Vuh, uno de los maestros de todas las artes.

Hay apellidos mayas que son onomatopéyicos, otros en los que el significado tiene que ver con parajes, nombres de ríos, personajes, gobernantes, guerreros, profesiones, accidentes geográficos, animales, plantas e incluso con expresiones poéticas.

Tuctuc, de origen kaqchikel, significa pájaro carpintero, y está relacionado con el sonido que hacen estas aves al picar los troncos de los árboles.

Ixcot, de origen k´iche´, tiene que ver con la cosmovisión maya. Significa energía femenina del ave de dos cabezas, tiene carácter sagrado y representa la dualidad.

Pirir, de origen kaqchikel, significa pito de barro, un instrumento musical.

Nij, de origen achí, es la cera que sirve para sellar y dar brillo a las jícaras y morros de Rabinal.

Camey significa cambio de ciclos en la vida. La forma correcta de escribirlo es Kamey.

Sor significa murciélago de aguacate. Su escritura correcta es Sotzoj.

Conoce el significado de tu apellido

El compendio de los apellidos mayas y su significado consta de 600 páginas, los mismos están ordenados alfabéticamente. Sin embargo, por el alto costo de impresión, no se publicaron muchos ejemplares, pero acá puedes acceder a una versión digital. Se espera que próximamente esté disponible una aplicación en donde la gente podrá buscar y conocer el significado de su apellido.

Enlaces de descarga

Descarga directa, página del IDEIPI: https://bit.ly/3sQ9DW8

Google Drive: https://bit.ly/3yVr5wq

 

Discriminación histórica

La discriminación por tener un apellido maya en Guatemala fue estudiada en dos trabajos de graduación de la universidad. Anabella Giracca, en 1989, comparó la forma en que se escribían los apellidos q’eqchi’ a través del tiempo, evidenciando su cambio a finales de la década de 1980.

La tendencia era que los jóvenes escribían sus apellidos agregando o quitando letras para que sonaran europeos, pensando que eso le daba prestigio a su apellido; por ejemplo, Yalibat se transformó en Yalibatino.

La segunda investigación la realizó Paniagua en 2003. En la misma tónica que la anterior, el rechazo al uso de los apellidos era causado por la discriminación. Jóvenes k’iche’ de la secundaria del municipio de La Esperanza, Quetzaltenango, cambiaron su apellido Ixcot a uno con sonido escocés como Scott, el apellido Itzep varió a uno con sonido italiano, como Itzeppi, por poner algunos ejemplos.

Dato:

Cada año, para inscribirse a la USAC, los estudiantes deben llenar un apartado de autodeterminación étnica, según el registro, muchos estudiantes que se autodeterminan ladinos y portan apellidos indígenas. Un ejemplo de esto es el apellido Coy, de origen K´iche´, 127 estudiantes con este apellido se identificaron como ladinos.

Edson Lozano

Por Edson Lozano

División de Publicidad e Información. Oficinas: Ciudad Universitaria, zona 12. Edificio de Rectoría, tercer nivel. Tel. 24187642, 24189668 E-mail: soyusac@gmail.com