Inicio Noticias ¿Hay peligro de reinfección de coronavirus?

¿Hay peligro de reinfección de coronavirus?

2242
0
La reinfección se da al contacto con otro virus, cuando la persona se expone y recupera de un virus desarrolla defensas contra ese virus, se debe continuar con las medidas de distanciamiento, utilizar mascarilla y lavarse las manos frecuentemente.

El pasado 15 de agosto se reportó el primer caso de reinfección del nuevo coronavirus tras el inicio de la pandemia que mantiene en suspenso al mundo.

El primer caso de reinfección de coronavirus en el mundo fue reportado en Hong Kong. Un hombre de 33 años que padeció la enfermedad en marzo se volvió a infectar cuatro meses y medio después en un viaje a España durante agosto.

Los científicos explicaron que la secuenciación del genoma muestra que las dos cepas del virus son claramente diferentes y lo convierten en el primer caso probado de reinfección en el mundo.

Maria Van Kerkhove, directora técnica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha comentado que cuando una persona supera la enfermedad desarrolla una respuesta inmune, al menos leve. A lo que la viróloga neerlandesa Marion Koopmans dice que el hecho de desarrollar anticuerpos del virus no hace inmune, lo que sucede es que el organismo puede recordar el primer episodio y luchar mejor contra una segunda infección.

La inmunidad es el conjunto de mecanismos que nos protegen de las infecciones. Hay dos tipos: la innata y la adaptativa. La primera entra en acción tan pronto como se detecta un invasor extraño en el cuerpo, incluye la liberación de químicos que causan inflamación y glóbulos blancos para destruir las células infectadas.

Mientras la inmunidad adaptativa establece una respuesta específica frente al agente infeccioso en concreto. Incluye las células que producen anticuerpos dirigidos que pueden adherirse al virus para detenerlo y las células T, que pueden atacar solo a las células infectadas con el virus, lo que se denomina respuesta celular.

“Nuestros cuerpos no se vuelven impermeables a los virus cuando nos recuperamos de una infección, sino que, en muchos casos, se convierten en huéspedes inhóspitos“, escribió Zania Stamataki, viróloga de la Universidad de Birmingham, en un artículo en The Conversation.

 

Explican los médicos que aún en el país no existen casos de reinfección, y que tampoco se sabe la duración de nuestra inmunidad, por ello se debe continuar con las medidas de protección.

En Guatemala

 

Platicamos con doctores de hospitales nacionales y hasta el momento no existe ningún caso de reinfección en el país. “Tenemos varios médicos y pacientes con dudas, hemos hecho investigaciones y por ahora no tenemos ningún conocimiento de esto, en el San Juan de Dios no hay reinfecciones, pero a nivel mundial sí están reportadas”, comenta Marvin Arévalo, subdirector médico del hospital San Juan de Dios.

 

“Es algo que ya se esperaba, en los tipos de coronavirus es normal una reinfección, hay que tener en cuenta que este coronavirus será endémico y estacional, vino para quedarse”.
Dr. Juan Pablo Pineda

 

Por su parte, Marco Antonio Barrientos, director del Hospital Roosevelt, opina que aún en el país no existen casos de reinfección, y que tampoco se sabe la duración de nuestra inmunidad. “Todo esto es muy incierto”, dice, ante la falta de más casos de estudio que demuestren datos claros.

Juan Pablo Pineda, jefe de residentes de Medicina Interna del Hospital Público Pedro de Bethancourt en Antigua Guatemala, explica: “Es algo que ya se esperaba, en los tipos de coronavirus es normal una reinfección, hay que tener en cuenta que este coronavirus será endémico y estacional, vino para quedarse”.

Platicamos con el Dr. Erwin Calgua, director de Investigación de la Facultad de Ciencias Médicas de la USAC, quien trabaja junto al Dr. Jacob Glanville en la búsqueda de un tratamiento que ayude a combatir la COVID-19.

El Dr. Calgua explica que sí puede haber reinfecciones; sin embargo, él tiene la sospecha de que también puedan manifestarse infecciones que se han mantenido en estado subclínico. “Es decir que no manifiesta aspectos clínicos y que, de pronto, ante una mayor exposición del virus en algún lugar o con algún paciente, emerja y pueda empezar a manifestarse la tos, disnea y fiebre; esos son los dos probables escenarios: reinfección o activación de la misma infección”.

Agrega que aún no se sabe con exactitud cuál es la secuencia genética del virus que está en el país, una huella digital que permitiría saber de dónde proviene, si es de China, Estados Unidos o una mezcla, qué variantes existen y de qué formas ha mutado para llegar hasta nuestro país.

Pineda comenta: “En el país existirán nuestras propias cepas de la enfermedad, esto se refiere a un conjunto de especímenes bacterianos o virales que comparten, al menos, una característica o variante genética”.

Los virus tienen mutaciones que los hacen distintos, este virus aparecerá una o dos veces al año en brotes estacionales. Se habla de un virus endémico porque pertenecerá a los guatemaltecos, el problema de los coronavirus es que los anticuerpos son efectivos después de cierto tiempo.

“Cuando nosotros entramos en contacto con los virus, creamos anticuerpos, moléculas que nos defienden ante el virus, pero estas llegan a ser inefectivas después de cierto tiempo”, explica el Dr. Pineda, y agrega que el tiempo de inmunidad de otros virus de la misma familia que el coronavirus oscila entre tres y seis meses.

Pineda dice que podemos generar anticuerpos no neutralizantes, como en el caso del dengue, del cual hay 4 cerotipos. “Si un paciente obtiene anticuerpos tras padecer el cerotipo 1 y luego se enferma del cerotipo 2, los anticuerpos no neutralizan al virus y causan una reacción exagerada, de ahí proviene el dengue hemorrágico, entonces en el caso del coronavirus van a crearse anticuerpos no neutralizantes”, afirma.

El doctor Calgua expone que la reinfección se da al contacto con otro virus, cuando la persona se expone y recupera de un virus desarrolla defensas contra ese virus. “El cuerpo produce fiebre por un mecanismo inflamatorio que le ayuda a responder, y crea las defensas que atacan la infección, el sistema inmune ante la recuperación crea una memoria inmunológica”.

“Por eso es que se crea la vacuna, las personas vacunadas obtienen un mecanismo de defensa contra ese virus, anticuerpos, una especie de soldados que ante el mismo agente infectivo se pueden atacar, pero si ese agente mutó, por una pequeña variación, ese virus obtiene otras características, la persona, al ser expuesta, no tendrá defensas para ese virus; no es una reinfección con el mismo virus, sino una modificación genética del virus”, puntualiza el Dr. Calgua.

*Con información de BBC, El Universal, de México y entrevistas realizadas a profesionales sancarlistas.