Inicio Noticias Facultad de Ciencias Jurídicas imparte lección inaugural sobre independencia judicial

Facultad de Ciencias Jurídicas imparte lección inaugural sobre independencia judicial

1100
0

Con el objetivo de fomentar el análisis y discusión sobre temas de coyuntura, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales dio por iniciadas las actividades académicas con 

 Las actividades de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales comenzaron de una forma renovada mediante la modalidad virtual. De acuerdo con la decana en funciones, Licda. Astrid Lemus, con esta lección inaugural, se demuestra el compromiso de esta unidad académica con la formación de nuevos profesionales.

En relación con el tema impartido, destacó que se busca despertar interés en los estudiantes para que las nuevas generaciones satisfagan el fortalecimiento de la independencia judicial, en coherencia con los principios de la universidad pública.

“Este tema se justifica porque diariamente los tribunales afectan a los millones de personas que habitan el país, la independencia de la justicia es importante para que el Estado cumpla su mayor fin: el bien común.

Quienes imparten justicia deben apegar su comportamiento a la moralidad, para hacer factible el cumplimiento de los más altos valores del Derecho y, de esta manera, evitar el deterioro de las instituciones, así como la frágil gobernabilidad”, acotó la decana en funciones.

Como parte del evento, estuvo presente Andreas Forer, director del Proyecto de Fortalecimiento del Estado de Derecho para el Triángulo Norte, financiado por el Gobierno de Alemania.

Señaló que este programa tiene tres líneas de trabajo: el fortalecimiento de la independencia de la justicia de los tres países, lucha contra la corrupción y agilización de los procesos penales para que la población más vulnerable tenga un mejor acceso a la justicia.

“Es importante discutir sobre un tema que pareciera abstracto y se pensaría que se aplica, pero en el día a día cuesta garantizar su independencia”, expuso.

Por otra parte, el Dr. Sergio Morales, director del Instituto de Derechos Humanos de la USAC, como una reflexión que antecedió la conferencia, expresó: “La independencia judicial y el nombramiento de jueces no debe ser para fines políticos, sino para hacer de la justicia algo valioso”.

Elementos para la independencia de la justicia

El Dr. Diego García-Sayán inició su intervención indicando que la independencia de la justicia es esencial para una sociedad democrática. “Para su fortalecimiento hay tres consideraciones básicas: estabilidad de los jueces y fiscales en sus cargos, para que no puedan ser expulsados, salvo las excepciones que determine la ley; que se garanticen los derechos de la sociedad, sin que medien presiones políticas, económicas y de otros grupos de poder; y que la corrupción no ingrese en instituciones privadas y públicas para obtener impunidad”. Agregó que el sistema de justicia debe responder con base en la ley, neutralidad y rigor.

Asimismo, señaló la importancia de las normativas internacionales para contrarrestar la corrupción: “La Convención de Naciones Unidas Contra la Corrupción es una herramienta operacional para poder sancionar la corrupción. Las grandes investigaciones que se han hecho en Sudamérica tienen que ver con compañías brasileñas y su penetración en los sistemas judiciales. Con esta convención se ha podido avanzar en una semana lo que hubiera tardado incluso meses”.

 

Aspectos que afectan la independencia

García-Sayán explicó que existen distintas situaciones que entorpecen la independencia de la justicia, una de estas es la intervención de factores políticos, con los que cada sector busca tener jueces a su favor. 

Añadió que los procesos de designación, selección y sanción de jueces y magistrados no son transparentes; no son nombrados por calidad profesional, sino por favoritismo.

 

Justicia y pandemia

El profesional señaló que la pandemia representa un obstáculo para el ejercicio de la justicia, la tecnología ha aportado algunas ventajas, pero también facilita que se viole el debido proceso y también puede afectar a países donde la mayoría de la población no tiene acceso a recursos tecnológicos.

“No estamos viviendo una situación normal, con la pandemia se ha segado la vida y los derechos de las personas, esto ha afectado a los sistemas de justicia. Se paralizó la actividad judicial en la mayoría de países, lo cual supuso una limitación adicional al acceso restringido a la justicia.

A través del internet, se debe apoyar, pero hay que tener mucho cuidado con sacralizar, en el camino se puede afectar el debido proceso, no hay garantía de que no exista personas que influyan en quienes declaran”.